Dependiendo de dónde nos encontremos, nos posicionamos de una manera u otra. Si estamos en la playa, estaremos posicionados cuando estemos de cara al mar.




Si estamos en una mesa, el que se sienta “presidiendo la mesa” es el que está “posicionado”. A esta se la conoce también como falcarse.

Y la otra “mejor posición”, es al lado de tu objetivo, para poder escalar.

En ocasiones, es conveniente, primero, adoptar la “posición dominante” y así crear valor y, después, “posicionarte” al lado de la mujer que te gusta.

Ejemplo: (cuando ella te diga algo le dices) Aven: -no te oigo

Ella: (sigue hablando)

Aven: -ven – (la coges de la mano y la atraes hacia ti) – Dime ahora que no te oía.

Si estas hablando con una mujer en una discoteca, bar o donde sea, quien esté con la espalda pegada a la pared será quien esté mejor posicionado. Imagínatelo. Llegas a un sitio y ves a una mujer apoyada con la espalda en la pared y a un hombre en frente hablando con ella, ¿qué sensación te da?

Ahora imagínatelo al revés, un hombre apoyado con la espalda en la pared y una mujer de frente hablando con él. ¿Notas la diferencia? Pues ellas también.

El hecho de estar posicionado te sirve también para, en el preinicio, demostrar que eres un verdadero “macho alfa”; es una demostración atractiva y, además, si estas hablando con otra mujer, activa también la preselección.

A la misma vez que para la persona con la que estas hablando te sienta en la “mejor posición”, te sienta “dominante” de la situación, y de tu manada en ese momento (puede ser la gente del bar, la clase, la biblioteca…)

CONSIGUE EL MANUAL COMPLETO EN AMAZON KINDLE

 

 

ÚNETE A NUESTRO CLUBAccede al CONTENIDO PRIVADO y sé el 1º en leer nuestras publicaciones