No importa el estilo que tengas al vestir, cada uno viste como quiere. Hay auténticos seductores de todos los estilos. No obstante para cosas como vestirte, y/o a la hora de decorar tu casa, saber esto te resultará útil.

Tu casa refleja tu personalidad. Con que esté limpia, ordenada y sea acogedora es más que suficiente.

El color es una parte del espectro lumínico y, al fin, es energía vibratoria.




Y esta energía afecta de diferente forma al ser humano, dependiendo de su longitud de onda (del color en concreto) produciendo diferentes sensaciones de las que normalmente no somos conscientes.

Pero la gente que trabaja en agencias de marketing y publicidad, los asesores de imagen de empresa, los diseñadores industriales y de moda, etc., son bien conscientes de ello, y utilizan los colores para asociarlos coherentemente al tipo de producto que quieren hacer llegar.

Y la cosa, como no podría ser de otra forma, funciona. Desde hace años se han hecho todo tipo de pruebas para analizar las sensaciones que sugieren los colores y hay bastante bibliografía al respecto. Te vamos a contar a continuación las propiedades de los colores básicos.

Blanco

El blanco se asocia a la luz, la bondad, la inocencia, la virginidad, perfección, seguridad, pureza y limpieza. A diferencia del negro, el blanco por lo general tiene una connotación positiva. Puede representar un inicio afortunado.

Negro

El negro representa el poder, la elegancia, la formalidad, la muerte y el misterio, autoridad, fortaleza, intransigencia, el prestigio y la seriedad.

Es el color más enigmático y se asocia al miedo y a lo desconocido. Es conocido el efecto de hacer más delgado a las personas cuando visten ropa negra. Contrasta muy bien con colores brillantes. Combinado con colores vivos y poderosos como el naranja o el rojo, produce un efecto agresivo y vigoroso.

Amarillo

El amarillo simboliza la luz del sol. Representa la felicidad, la inteligencia y la energía, entrar en calor, provoca alegría, estimula la actividad mental  y genera energía muscular, sensaciones agradables. Es un color espontáneo, variable, por lo que no es adecuado para sugerir seguridad o estabilidad. En los últimos tiempos al amarillo también se le asocia con la cobardía.

El amarillo puro y brillante es un reclamo de atención, pero en exceso, puede tener un efecto perturbador. Los bebés lloran más en habitaciones amarillas.

El amarillo pálido es lúgubre y representa precaución, deterioro, enfermedad y envidia o celos.

El amarillo claro representa inteligencia, originalidad y alegría.

Rojo




El color rojo es el del fuego y el de la sangre, por lo que se le asocia al peligro, la guerra, la energía, la fortaleza, la determinación, así como a la pasión, al deseo y al amor. Es un color muy intenso a nivel emocional. Mejora el metabolismo humano, aumenta el ritmo respiratorio y eleva la presión sanguínea.

En publicidad se utiliza el rojo para provocar sentimientos eróticos. Símbolos como labios o uñas rojos, zapatos, vestidos, etc., son arquetipos en la comunicación visual sugerente.

El rojo claro simboliza alegría, sensualidad, pasión, amor y sensibilidad.

El rosa evoca romance, amor y amistad. Representa cualidades femeninas y pasividad.

El rojo oscuro evoca energía, vigor, furia, fuerza de voluntad, cólera, ira, malicia, valor, capacidad de liderazgo. En otro sentido, también representa añoranza.

El marrón evoca estabilidad y representa cualidades masculinas.

Naranja

El naranja combina la energía del rojo con la felicidad del amarillo. Se le asocia a la alegría, el sol brillante y el trópico, el entusiasmo, la felicidad, la

atracción, la creatividad, la determinación, el éxito, el ánimo y el estímulo. Produce sensación de calor. Sin embargo, el naranja no es un color agresivo como el rojo.

La visión del color naranja produce la sensación de mayor aporte de oxígeno al cerebro, produciendo un efecto vigorizante y de estimulación de la actividad mental. Es un color que encaja muy bien con la gente joven, por lo que es muy recomendable para comunicar con ellos.

El naranja oscuro puede sugerir engaño y desconfianza.

El naranja rojizo evoca deseo, pasión sexual, placer, dominio, deseo de acción y agresividad

Azul

El azul se suele asociar con la estabilidad, la profundidad, la lealtad, la confianza, la sabiduría, la inteligencia, la fe, la verdad y el cielo eterno. Se le considera un color beneficioso tanto para el cuerpo como para la mente. Retarda el metabolismo y produce un efecto relajante. Es un color fuertemente ligado a la tranquilidad y la calma.

El azul claro se asocia a la salud, la curación, el entendimiento, la suavidad y la tranquilidad.

El azul oscuro representa el conocimiento, la integridad, la seriedad y el poder.

Verde

El  verde  es  el  color  de  la  naturaleza.  Representa  armonía,  crecimiento, exuberancia, fertilidad, frescura, la seguridad estabilidad y resistencia.

El verde «agua» se asocia con la protección y la curación emocional.

El verde amarillento se asocia con la enfermedad, la discordia, la cobardía y la envidia.

El verde oscuro se relaciona con la ambición, la codicia, la avaricia y la envidia.

Lila

Este aporta la estabilidad del azul y la energía del rojo. Se asocia a la realeza y simboliza poder, nobleza, lujo y ambición. Sugiere riqueza, extravagancia, sabiduría, la creatividad, la independencia, la dignidad, magia y el misterio.

El lila claro produce sentimientos nostálgicos y románticos.

El lila oscuro evoca melancolía y tristeza. Puede producir sensación de frustración.

Por cierto, hay conceptos básicos que interesantes que también te aconsejamos leer si no los has leído ya aquí.

CONSIGUE EL MANUAL COMPLETO EN AMAZON KINDLE

 

 

ÚNETE A NUESTRO CLUBAccede al CONTENIDO PRIVADO y sé el 1º en leer nuestras publicaciones